Bienvenidos

Bienvenidos a este nuevo espacio dedicado a la difusión de lo que he recopilado y sigo recopilando y escribiendo sobre este tema que tanto nos inquieta:
La Ascensión y la Nueva Energía, que, para los que estamos en este camino desde hace tiempo es tan importante.
Gracias por estar en cada uno de mis emprendimientos, seguirme, leerme, en fin: ESTAR, GRACIAS, y que disfruten de este espacio.

pueden comunicarse conmigo siempre que lo deseen
un abrazo de paz y de luz en esta nueva energía
Marianela

NOVEDAD:

Novedad:

Todo el curso en audios individuales de práctica

miércoles, 2 de octubre de 2013

El Bambú.


La maravillosa medicina del Bambú.

Dice una historia:


Un día decidí darme por vencido, renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi espiritualidad… quería renunciar a mi vida. Por eso, fui al bosque para tener una última charla con Dios.

Padre, le dije. ¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?

Su respuesta me sorprendió. "Mira a tu alrededor, hecha un vistazo. ¿Ves el helecho y el bambú?"

"Sí", respondí.

"Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. Les di luz y les di agua. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.

"En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante. Y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú", dijo Él

"En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié", me dijo.

"En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. "No renuncié" dijo.

"Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante. Pero sólo 6 meses después el bambú creció más de 20 metros de altura. Se la había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

"No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar", me dijo Él.

"¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces?". "No renuncié al bambú. Nunca renunciaría a ti. No te compares con otros" me dijo. "El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso".

"Tu tiempo vendrá" me dijo Dios. "¡Crecerás muy alto!".

"¿Qué tan alto debo crecer?", pregunté.

"¿Qué tan alto crecerá el bambú?", me preguntó en respuesta.

"¿Tan alto como pueda?", indagué…

Post: Leo H.


__._,_.___
Enviado por Paula Nieto al grupo Luzplena-Cristalindigos

"Crea la Paz dentro de tí, y la Paz llegará a tí, te rodeará y pacificará tu mundo. Crea la Luz dentro de tí y la Luz te envolverá y envolverá tu mundo. Se feliz y la felicidad te acompañará a ti y a quienes contactes"
Marianela Garcet





No hay comentarios:

Publicar un comentario

puedes dejar tu comentario aqui si lo deseas

Si te gustó, compártelo


Share/Bookmark